logotipo mobile lateral
Blog
23/11/2023

Pedales del coche: tipos y funciones de cada uno

Los pedales del coche son los elementos encargados de transmitir al coche las órdenes de las acciones que los conductores quieren realizar. En el caso de los coches manuales, estas acciones son embragar, frenar o acelerar. Mientras que en el caso de los coches automáticos solo hay dos pedales que sirven para acelerar y frenar.

pedales del coche manual

¿Cuál es el orden de los pedales?

Prácticamente todos los fabricantes tienen total libertad con el desarrollo de las piezas y componentes de sus vehículos. Bien es cierto que la mayoría luego cuentan con los mismos elementos y casi todos se disponen de la misma manera para un correcto y eficiente funcionamiento. Sin embargo, hay algo en lo que no pueden trabajar de manera independiente y que es obligatorio para todos los coches por igual. Los pedales siempre van en la misma disposición: acelerador a la derecha, freno en el centro y embrague (si lo hubiese) a la izquierda.

Para qué sirve cada pedal

Ahora os contamos para qué sirve cada pedal, empezando por el embrague, luego el freno y por último, el acelerador.

Pedal de embrague

Es un pedal imprescindible y el que más está sometido a desgaste. Cada vez que queremos acoplar o desacoplar una marcha, hay que pisarlo a fondo antes de utilizar la palanca de cambios. Este pedal es crucial en el correcto funcionamiento del vehículo y una mala práctica del pedal del embrague puede suponer una avería muy costosa de más de mil euros. Este pedal no existe en los coches eléctricos, que no tienen marchas y solo utilizan dos pedales.

Pedal del freno

Este pedal sirve para reducir la velocidad del coche. Es un pedal bastante obediente al tacto del conductor, ya que (con los frenos en buen estado) pisar flojo el pedal supone frenar poco. Y pisar muy fuerte el freno supone realizar una frenada mucho más apurada.

Pedal del acelerador

Este pedal es el que inyecta potencia al coche para que acelere y se mueva ya sea hacia delante o hacia atrás. También es bastante intuitivo, aunque la potencia que el coche entrega y cómo acelera, depende mucho del motor del vehículo.

pedales del coche pie izquierdo

Utilización de los pedales en coches automáticos

El pedal del embrague debe manejarse exclusivamente con el pie izquierdo, siendo el único pedal del vehículo que se activa con este pie. En caso de que el automóvil sea de transmisión automática, el embrague no está presente, por lo que el pie izquierdo no desempeña ninguna función.

En el caso de conductores habituados a los vehículos con cambio manual, existe el riesgo de presionar accidentalmente el pedal del freno al realizar maniobras en las que normalmente cambiarían de marcha. Esto representa un peligro considerable, ya que, al presionar el embrague con fuerza, un frenado repentino podría resultar en una pérdida de control del vehículo.

Para evitar involuntarias presiones del freno con el pie izquierdo al conducir ocasionalmente un automóvil automático, se recomienda colocar el pie izquierdo cruzado por detrás de la pierna derecha. Esto impide el contacto accidental con el pedal del freno al mover instintivamente el pie, evitando así frenadas no deseadas.

Por otro lado, los pedales del acelerador y freno deben accionarse con el pie derecho y nunca simultáneamente, ya que tienen formas y alturas distintas para evitar confusiones. El acelerador se encuentra más bajo y es más alargado, diseñado para no resultar incómodo al conductor, quien pasa más tiempo con el pie en este pedal. Al querer frenar, es necesario liberar primero el pie del acelerador, elevándolo a la altura del freno para facilitar el cambio de pedal. El uso incorrecto del pedal de freno puede ocasionar daños en las pastillas e incluso en los discos. El abuso prolongado del freno puede provocar sobrecalentamiento y el temido efecto fading. Además, frenadas bruscas afectan a los neumáticos y al sistema de amortiguación, por lo que se recomienda circular suavemente y anticiparse para evitar frenazos repentinos en la conducción diaria.

Consulta todos nuestros modelos de renting manuales y automáticos, tanto para particulares como para autónomos y decide cuál se ajusta más a tus necesidades.

coche automatico dos pedales

Palanca de cambios automática

Los coches que cuentan con transmisiones automáticas también experimentan cambios en la disposición de la palanca de cambios. Por lo general, esta se ubica a la derecha del conductor o cerca del volante. En lugar de mostrar las clásicas cinco o seis marchas más la marcha atrás, la palanca ahora presenta varias letras que indican las funciones a continuación:

  • P: Al colocar la palanca en esta posición, las relaciones se bloquean, y con ello, el vehículo. Antes de arrancar o apagar el coche, es recomendable asegurarse de que la caja de cambios esté en esta posición.
  • R: Esta posición de la palanca tiene la función específica de engranar la marcha atrás.
  • N: Colocar la caja de cambios en ‘N’ resulta útil en situaciones en las que se detiene en el tráfico, por ejemplo, en un semáforo. A diferencia de los automóviles manuales, se aconseja usar el freno para mantener el vehículo detenido. Es como el punto muerto.
  • D: Esta posición se utiliza para permitir que el vehículo se desplace. Una vez que se ingresa al modo de ‘conducción’, el automóvil cambiará automáticamente a las siguientes marchas.
Consigue tu coche a tan solo un click
Información al detalle sin compromiso

¡Contacta!
renting coches
Otras noticias que pueden interesarte
Aquí tienes más contenido sobre quieromirenting.es
Coches Eléctricos EV

¿Sabes qué va a ser de los coches eléctricos? Descubre aquí su futuro en…

precio combustibles españa 2024

¿Cuánto cuesta llenar el depósito de mi coche? Estos son los precios del carburante en España en…

Control de Crucero de velocidad

El control de crucero ha revolucionado la conducción, ya que garantiza una mayor seguridad y eficiencia. Descubre aquí cuál va a ser su futuro….

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible