logotipo mobile lateral
Blog
31/05/2024

Qué son las luces antiniebla

Las luces antiniebla son un tipo específico de iluminación en los vehículos diseñada para mejorar la visibilidad en condiciones de niebla densa, lluvia intensa, nieve o polvo. Están en la parte baja delantera del coche, más cerca del suelo que las normales, y emiten un haz de luz ancho y plano que se proyecta hacia abajo.  

Esto ayuda a reducir el deslumbramiento reflejado por las partículas en el aire y proporciona una mejor iluminación de la carretera inmediata. A menudo, tienen un tono amarillo o blanco cálido, lo que también ayuda a penetrar mejor la niebla y aumentar el contraste. Las traseras, de color rojo, alertan a los conductores detrás sobre la presencia del vehículo en condiciones de baja visibilidad.

luces antiniebla desfavorables condiciones

Faros antiniebla: funciones 

Las luces antiniebla cumplen varias funciones esenciales para la seguridad vial en condiciones de baja visibilidad. Principalmente, mejoran la visibilidad del conductor al iluminar la carretera de manera más eficaz que las estándar, proyectando un haz de luz ancho y bajo que penetra la niebla, lluvia intensa, nieve o polvo sin reflejarse en estas partículas. 

Esto reduce el deslumbramiento y permite ver mejor el contorno de la carretera y posibles obstáculos. Además, las traseras, de color rojo brillante, aumentan la visibilidad del vehículo para los conductores que vienen detrás, alertándolos de su presencia y ayudando a prevenir colisiones. Son imprescindibles para mantener una conducción segura en condiciones adversas. 

Cuándo se tienen que utilizar las luces antiniebla

Las luces antiniebla deben utilizarse en condiciones de baja visibilidad, como niebla densa, lluvia intensa, nieve o polvo, donde las estándares no proporcionan suficiente visibilidad. Para conducir de forma segura con nieve son la mejor opción. Específicamente, se recomienda encender las delanteras cuando la visibilidad es inferior a 100 metros, ayudando al conductor a ver mejor la carretera y los bordes.  

Las traseras se deben utilizar en las mismas condiciones para alertar a los conductores que vienen detrás sobre la presencia del vehículo, reduciendo el riesgo de colisiones. Las traseras son obligatorias en los casos anteriores, pero en su estado más extremo. En cambio, las delanteras se pueden utilizar, pero son opcionales. Es importante apagarlas cuando las condiciones mejoran, ya que su uso indebido puede deslumbrar a otros conductores y causar accidentes. En algunas jurisdicciones, su uso inapropiado puede ser sancionado. 

Luces antiniebla en condiciones poco visibles

Multas por no utilizarlas 

No llevarlas cuando las condiciones lo requieren puede acabar en una multa, ya que compromete la seguridad vial. La normativa varía según el país, pero generalmente, se exige su uso en situaciones de baja visibilidad como niebla densa, lluvia intensa o nieve. La infracción por no utilizarlas adecuadamente suele considerarse una falta grave, debido al riesgo de accidentes.  

Las sanciones pueden incluir multas, puntos de penalización en la licencia de conducir y, en casos severos, la inmovilización del vehículo. Estas medidas buscan concienciar a los conductores sobre la importancia de utilizarlas correctamente para garantizar una conducción segura y prevenir colisiones en condiciones adversas. 

Dónde están

Se encuentran en la parte delantera y trasera de los vehículos. Las delanteras están posicionadas en la parte baja del parachoques, cerca del suelo. Todo ello para proyectar un haz de luz amplio y plano que ilumina la carretera inmediatamente frente al coche sin reflejarse en la niebla, lluvia intensa, nieve o polvo. Esta ubicación baja ayuda a minimizar el deslumbramiento.  

Las traseras, generalmente de color rojo brillante, se encuentran en la parte trasera del vehículo, también en una posición baja pero visible, para alertar a los conductores que vienen detrás sobre la presencia del vehículo en condiciones de baja visibilidad, mejorando así la seguridad en la carretera. 

Otros tipos 

Los coches están equipados con un alumbrado variado para garantizar la seguridad y la visibilidad en distintas condiciones. Las luces de posición, conocidas como las de estacionamiento, se usan para indicar la presencia del vehículo cuando está detenido. Las de cruce, o bajas, son esenciales para la conducción nocturna y en condiciones de poca visibilidad, ya que iluminan la carretera sin deslumbrar a otros conductores. Las de carretera, o altas, proporcionan una iluminación potente y de largo alcance para carreteras oscuras, pero deben usarse con precaución para no cegar a otros conductores. 

Las intermitentes, o direccionales, señalan las intenciones del conductor de girar o cambiar de carril, contribuyendo a la comunicación en la carretera. Las de freno, ubicadas en la parte trasera, se encienden al pisar el pedal del freno, alertando a los conductores que vienen detrás. Además, las de marcha atrás se activan al poner el vehículo en reversa, avisando a los peatones y otros conductores. 

Consigue tu coche a tan solo un click
Información al detalle sin compromiso

¡Contacta!
renting coches
Otras noticias que pueden interesarte
Aquí tienes más contenido sobre quieromirenting.es
Coches Eléctricos EV

¿Sabes qué va a ser de los coches eléctricos? Descubre aquí su futuro en…

precio combustibles españa 2024

¿Cuánto cuesta llenar el depósito de mi coche? Estos son los precios del carburante en España en…

Control de Crucero de velocidad

El control de crucero ha revolucionado la conducción, ya que garantiza una mayor seguridad y eficiencia. Descubre aquí cuál va a ser su futuro….

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible